Miguel Trápaga y Óliver Díaz con la Orquesta Sinfónica de Euskadi

Orquesta-Euskadi-Óliver-Díaz

El Palacio de Festivales de Cantabria acoge un concierto que pone fin a la programación de invierno-primavera y que tiene como máximos protagonistas a la Orquesta Sinfónica de Euskadi y al guitarrista cántabro Miguel Trápaga, bajo la dirección del maestro asturiano Óliver Díaz. 

Tras el «Prélude à l’après-midi d’un faune» de Claude Debussy que abrirá la sesión, el virtuoso músico que regresa a la tierra que le vio nacer, se dará un auténtico atracón de guitarra que discurrirá por el «Concierto de Benicàssim» de Leo Brouwer, «Guitare» de Frank Martín y el «Concierto de Aranjuez» de Joaquín Rodrigo, precisamente las tres obras para este instrumento que Trápaga y Díaz, junto a la Real Filharmonía de Galicia, han inmortalizado para la posteridad en un excelente trabajo discográfico que acaba de lanzar al mercado el reconocido sello internacional de música clásica Naxos.

Miguel Trápaga es uno de los mejores guitarristas que ha dado Cantabria, donde se formó en el Conservatorio Ataúlfo Argenta de Santander hasta pasar al Real Conservatorio Superior de Música de Madrid con Javier Canduela y Demetrio Ballesteros, respectivamente. Durante su formación fue becado por la Fundación Marcelino Botín Juventudes Musicales de Madrid y por la Fundación La Caixa de Barcelona, obteniendo premios en los diferentes concursos. Actualmente es profesor de guitarra del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, e imparte cursos de perfeccionamiento en España y en el extranjero.

La Orquesta Sinfónica de Euskadi nació en 1982 en una sociedad en la que la música es un bien compartido, apreciando la cultura ancestral y contemporánea. La Orquesta es depositaria de este rico patrimonio y asume al mismo tiempo el compromiso de divulgarlo y fomentar su desarrollo. Así, se ha convertido en una formación sinfónica de referencia a nivel estatal, tanto cualitativa como cuantitativamente. Cuenta con 7.000 abonados y una media de 150.000 espectadores anuales.

Óliver Díaz, director del espectáculo, también es director musical del Teatro de La Zarzuela de Madrid y titular de la Barbieri Symphony Orchestra. Entre 1998 y 2001 se estableció en Baltimore, Estados Unidos, para cursar estudios en el Peabody Conservatory of the John Hopkins University, alternando su aprendizaje con el cometido de maestro correpetidor y asistente en la ópera de la universidad, así como del coro Peabody Singers. En agosto de 2000 promovió el «New Millennium Internacional Piano Festival» en colaboración con Julian Martin, a quien dirigió en concierto junto a otros solistas de prestigioso relieve como Boris Slutsky, Blanca Uribe, Stephen Prustman o Jenny Lin, y fundó la Orquesta Sinfónica Millennium, embrión de la futura Orquesta Sinfónica Ciudad de Gijón, de la que cogió las riendas en febrero de 2002. Aquel mismo año conseguiría ser el primer músico español –y único hasta la fecha– seleccionado, admitido y premiado con la beca «Bruno Walter» de dirección de orquesta para estudiar en la neoyorkina Juilliard School of Music con maestros de la talla de Otto Werner Mueller, Charles Dutoit o Yuri Temirkanov. Díaz es dueño de un extenso repertorio que abarca desde el barroco hasta los tiempos contemporáneos, y ha dirigido conciertos en España, Portugal, Francia, Alemania, Rumanía, Estados Unidos y Latinoamérica.

“…interpretarán música de Debussy, Brower, Martin y Rodrigo.”